domingo, 10 de octubre de 2010

Brandon Flowers en Madrid


Y llego el día del concierto de Brandon Flowers, en un Sábado lluvioso de Octubre nos dirigimos a Madrid, aparcamos el coche cerca del Calderón y la lluvia que nos había respetado el viaje hizo de las suyas. Llegamos algo caladitos a la cola, allí estaba Esther con su madre las cuales nos dejaron ponernos con ellas en la cola, así que gracias de nuevo desde aquí.
Algo mas de una hora de espera y abrieron las puertas, cogimos un buen sitio, en la valla escorados a la izquierda del escenario.
Tras un hora de espera salieron a escena los teloneros The Rewards, un chico y una chica. El chico con su look a lo Kurt Cobain tocaba algo la guitarra, mientras de vez en cuando cantaba algo moviéndose mucho de lado a lado del escenario, la chica con su mesa de mezclas lanzaba bases programadas y sonidos electrónicos, sinceramente no me entusiasmaron mucho.

A las 22:00 llegaba el protagonista de la noche, salió la banda y apareció Brandon bajo los acordes de " On the floor ", una de las canciones mas lentas de " Flamingo " con su toque gospel, apuesta arriesgada para empezar, pero ayer ya tenía ganada a La Riviera de antemano.
Según acabo este primer tema lanzó el primer trallazo de la noche: " Crossfire " sonó espectacularmente bien subiendo la temperatura de la Riviera a lo mas alto.
El sonido estaba bastante bien para lo que suele ser esta sala, además nuestra posición ayudaba bastante.
Sin darnos descanso atacó con " Magdalena ", una de las canciones mas movidas y divertidas del disco, los coros de oh oh oh recorrían toda la sala.
A continuación la versión de " Bette Davis Eyes " de Kim Carnes, un guiño a los 80 y los sintetizadores, además que para mi gusto, la versión la bordo.
Cerro este espectacular bloque la, para mi, mejor canción del disco, " Jilted Lovers & Broken Hearts " fue uno de los trallazos de la noche, dejándonos sin aire a mas de uno.
A partir de aquí el concierto ya fue a menos, con algún pico que otro, pero los mejores temas ya habían sido disparados.
" Right Behind you " no es de las que mas me apasiona del disco, pero ayer no sonó mal, " Was it something i said? " fue otro trallazo, la gente la bailo y disfrutó, las palmas atronaban en la sala al pedirlas el protagonista.
" Hard enough " como desde la primera vez que la oí me convenció en su versión en vivo, sonó muy bien.
A estas alturas del concierto tocaba recuperar a su banda, " Losing Touch " la canción que abría " Day & Age " y que en la gira de los de Las Vegas fue un poco ninguneada sonó ayer en una versión algo distinta, pero eran los Killers, que importaba que no fuera calcada a la original ?.
" Swallow it " volvió a encender al publico tras viajar al pasado, un buen tema pop que dio paso a una de las mejores canciones del disco y flamante nuevo single, " Only The Young " sonó poderosa, se le nota muy cómodo con esta canción, haciendo participe al publico con una leve coreografía.
La balada " Playing with Fire " cerraba el concierto, que por cierto, a mi me parece de las mas flojas del disco, pero ayer el final que tuvo con las guitarras me gusto bastante.
La banda y Brandon se fueron un momento, llegaban los Bises, los cuales iniciaron con la country y divertida " The clock was tickin ´ ".
Acabada esta se llego al final de la noche, Brandon se quedo solo con el teclista y guitarra de la banda para marcarse una emocionante " When you were young " acústica que toda la sala coreo como si fuera la versión original.
Así acababa 65 minutos de concierto, corto pero muy intenso, quedo fuera del set list la canción que abre " Flamingo " por ejemplo, pero en definitiva, las sensaciones fueron buenas. Este proyecto en solitario nacía con muchas dudas, pero Brandon tiene muchas tablas en el escenario y nos ofreció un gran espectáculo a las 2500 personas que anoche abarrotamos La Riviera.



2 comentarios:

Abacab dijo...

Buena crónica compañero! Como mencionas, aparte de "Welcome to Fabulous Las Vegas", yo eché de menos en particular la gran joya oculta que es "Jacksonville", al menos desde mi punto de vista.

Brandon se confirma como una estrella incluso por su cuenta propia. ¿Tendremos que temer por el futuro de The Killers visto lo visto? Esperemos que Brandon conceda la importancia justa a la buena acogida de su debut discográfico en solitario y de su gira promocional.

Saludos!

MARÍA MARTÍNEZ AZORÍN dijo...

Fue una auténtica gozada, donde Brandon Flowers multiplicó por 1000 la calidad de su disco; tarea ardua para la mayoría, ya que el directo (y si hablamos de la sala La Riviera todavía con mas fundamento) a veces hace desmerecer muchos galones; sin ser, reitero, éste el caso del magnífico Brandon Flowers. Emocionó desde que puso el pie en el escenario, hasta que los acordes finales de When you were young, pusieron el broche final de este fabuloso espectáculo.

Un placer haber estado allí con todos vosotros y haber compartido tamaño disfrute¡¡¡

¿para cuándo la próxima?